Traducción jurídica especializada de inglés o francés a español

La traducción especializada podría definirse como aquella en la que el traductor debe conocer en profundidad la materia sobre la que traduce. Mi especialización es el ámbito jurídico y, en particular, el derecho de la competencia, el derecho de la Unión Europea y el derecho mercantil.

Traduzco contratos, resoluciones judiciales y laudos, demandas y escritos de contestación, actas, estatutos sociales, escrituras, acuerdos sociales, informes de auditoría, programas de cumplimiento, notificaciones de concentraciones y todo tipo de documentos similares.

Traducción jurada de inglés a español

La acreditación del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación me permite certificar que las traducciones que juro se ajustan al original. Muchas de las traducciones oficiales que realizo son de documentos jurídicos que los despachos de abogados o empresas deben presentar ante organismos oficiales (poderes notariales, demandas, informes periciales, cuentas anuales, contratos, patentes, etc.).

No obstante, la documentación que requiere sello del traductor jurado puede ser de una índole diferente. Habitualmente, entre otros documentos, juro traducciones de expedientes y títulos académicos, partidas de nacimiento, certificados de antecedentes penales y certificados de solvencia.

Lista de traductores jurados del MAEC

Revisión de traducciones y corrección ortotipográfica y de estilo

Este tipo de servicio permite asegurar la calidad del texto final. La revisión se refiere a textos traducidos y la corrección engloba tanto traducciones como textos redactados en español.

Asesoría y consultoría lingüística

La asesoría y consultoría consisten en la prestación de uno o varios de los servicios siguientes:

  • Consulta de dudas lingüísticas para su resolución rápida y eficaz.
  • Asesoramiento en cuanto a las estrategias de comunicación del cliente, consistente en la redacción o revisión de cartas, informes, memorias, correos, presentaciones PowerPoint, ponencias, publicaciones, discursos, etc.
  • Revisión o redacción de guías de estilo corporativas para su distribución en la empresa.

Formación

La formación de los propios empleados de las empresas ayuda a producir textos de calidad. Este servicio, al igual que el de asesoría y consultoría lingüística, se adapta a las necesidades específicas del cliente. Así, los cursos pueden ser de dos tipos:

  • Inglés jurídico: estudio del lenguaje jurídico de origen y comparación con el lenguaje jurídico español, haciendo especial hincapié en el ámbito de especialidad deseado.
  • Perfeccionamiento de la expresión escrita o la expresión oral a través de talleres prácticos sobre ortografía, términos y expresiones problemáticos, macroestructura textual, coherencia y cohesión, estructura gramatical, lenguaje corporal o fluidez verbal.

No dude en consultarme en caso de necesitar otro tipo de servicio o combinación lingüística.