Buscando los orígenes

«El que tiene un trabajo tiene un tesoro; el que tiene un trabajo que le gusta, más»

 

Esta cita con la que inauguro el blog es de mi abuela. Supongo que se la inculcó a mi padre, y mi padre, a su vez, me la ha inculcado a mí. La cuestión es que no concibo dedicarme a algo de lo que no disfrute. La traducción me llevó al derecho y el derecho me devolvió a la traducción. Soy jurista de espíritu; traductora, revisora y correctora de profesión. Pretendo compartir en este espacio mis inquietudes sobre la profesión. Sin más, sed bienvenidos.